31 jul. 2009

Si yo fuera rica...


Ayer iba tranquilamente caminando con mi hermano mientras cantaba
Si yo fuera rico, cuantas cosas no haría yo… (la letra puede variar bastante de la canción original, la aprendí de boca de otros)
Y él me preguntó que haría yo si fuera rica…
Lo primero que respondí fue que no trabajaría, como cualquier ser humano cuerdo, viviría viajando. La diferencia es que mi hermano es muy cuerdo pero no es ser humano.
Esto fue lo que comentamos.

No humano: Pero tienes que hacer algo
Yo: Claro, viajar
No humano: pero algo productivo.
Yo: aprendería un idioma y me iría a un país que lo hable a practicarlo
No humano: y qué te comprarías una casa, todo lo que quisieras y después?
Yo: estudiaría otro idioma y me iría a otro país.
No humano: Te aburrirías.
Yo: No, claro que no, siempre hay algo para hacer. Ver todas las obras de teatro, ir a Egipto a pasar el día por ejemplo
No humano: entonces vivirías del ocio? Te pasarías la vida viajando como turista? Con otros turistas? Conociendo turistas…Yo estuve un verano sin trabajar y al final estaba desesperado por empezar. No te pasó lo mismo a ti?
Yo: Si… es verdad… pero no tenía dinero.

No humano: Nunca has pensando en poner una empresa de algo que te guste mucho, mucho?
Yo: No…
No humano: Una escuela de arte?
Yo: Si…(con la vista en el cielo) para discapacitados… sería genial!
No humano: Si tuvieras dinero lo harías.
Yo: Supongo...
No humano: Tendrías que trabajar
Yo: No, pongo administradores (ya poco convencida)
No humano: y crees que los administradores no necesitan supervisión?
Yo: No quiero cambiar de opinión! déjame! Siempre terminas convenciéndome…
No humano: Perdón
Yo: Ya no quiero ser rica…

24 jul. 2009

Calores


El calor se ha convertido para mi en "el enemigo", arrastro los pies como zombie por toda la casa, de la nevera que me libra con su agua fresquita durante dos segundos, al ventilador que no ayuda en mucho , pero parece que sirve para algo y es mas fácil autoconvencerse.
Me arrastro por el suelo, buscando rincones frescos , blaky me gruñe cuando invado su territorio.
Ya no hay planes ni de playa, ni de piscina, ni de caipirinha bajo una palmera. No porque ya no tenga ganas, si no porque se destruyen en el momento que hay que salir de casa.
A veces imagino el infierno, no debe ser tan diferente a las noches aquí. Las sábanas pegajosas, el sudor, el calor, y otra vez, las sabanas pegajosas, el sudor, el calor, mi tensión baja, la sábanas pegajosas, el sudor, el calor...

5 jul. 2009

El cuarteto...otra vez



Nuevo disco del Cuarteto de Nos, unos genios, como siempre, las letras no tienen desperdicio.

1 jul. 2009

Mal Día

Hay muchas cosas que no entiendo, pero sin duda la hostelería no es de las que asimilo con facilidad.
Ayer estaba tranquilamente disfrutando de la tarde de verano, con un té helado y el ventilador al máximo cuando llamó Ale, había una vacante libre donde ella trabaja, en la cocina de un hotel, a mi no me gusta hostelería, mas que nada porque absolutamente todas las experiencias de personas cercanas a mi, en restaurantes, bares, etc fueron desastrosas, denigrantes y acabaron mal, pero para que lo vamos a negar yo necesitaba el dinero!

Así, quedé de llamar, hoy por la mañana, ya se sabe, los nervios de un trabajo nuevo, lo típico.
Llamé y pregunté por el nombre que me dieron, no tenía ni idea si era mujer u hombre, por suerte adiviné y era mujer, ufff.

Cuando conseguí contactar con ella, me dijo: ¿puedes estar aquí en una hora? algo imposible si tienes que tomar dos autobuses por el centro de alicante a las 12 de la mañana, pero yo que soy muy optimista le dije que si, por supuesto! Así que convencí a mi hermano que me acercara al hotel, busqué todos los papeles que me pedían y me puse en marcha.
El coche estaba a 30 minutos de casa, tomamos el bus hasta el coche, y allí hasta el hotel, para que decir, que sudé como si fuera la última vez, entre el calor y los nervios.

Le dije a mi hermano que esperara fuera o que se fuera, me dijo que me esperaba, que seguramente no tardaría mas de una hora( ja ja, que ingenuos)
Cuando llegué al hotel, ya me esperaban, me pidieron que me sentara, así lo hice, mientras delante de mi, la que se suponía que tenia que atenderme hacia bromitas y se paseaba de un lado a otro, por fin se dignó a atenderme, me hicieron entre dos una mini entrevista:

Entrevistadora 1 - ¿Tienes experiencia?
YO: Si, trabaje en un restaurante de comida rapida hace 5 años, un verano. Entrevistadora 1 - Uy, nos lo pones dificil, queremos a alguien rapido bla bla bla tienes carne de manipulador?
Yo: Si
Entrevistadora 2 - Bueno te vamos a hacer una "pequeña prueba" ¿traes ropa de cocina?
YO: No, (se suponía que tenía que traerla para una entrevista)
E2: -No importa,(hablando entre ellas) seguro que le sirve la de silvia
E1:¿Qué silvia?
E2: esa que era muy rara
E1: uy, pues no me acuerdo, (dirigiendose a mi) perdona eh?
Yo: nada, nada
E2: si, silvia esta que estaba un poco chalada, que hacía cosas muy raras.
Estuvieron unos 5 minutos hablando de Silvia la ausente.

Bueno, al final me hicieron bajar a los vestuarios donde me dieron una chaqueta sin botones, y un pantalón destrozado, me hicieron cambiarme y no les gusto como me quedaba, Así que fueron a buscar un “baby”, dios mío que cosa tan horrenda e incómoda. Bueno a duras penas me lo puse, obligada y resignada.
Nada mas entrar en la cocina, pensé esto no es para mi, pero bueno hacia la pequeña prueba y me largaba y ya decidiría.
Empieza plegando los cartones me dijeron, plegué cartones, bueno ahora ralla patatas y zanahorias, y ahora tienes que fregar las cámaras y ahora… la pequeña prueba se convirtió en una jornada laboral de 6 horas infernales, me hicieron limpiar todo, desinfectando, limpie de rodillas todas las lejas que hacia mil años que ellas no limpiaban, (super cómoda, con mi hermoso baby) levante maquinaria que ya ni se venden, lavé 10.000 platos y fregué unas bandejas gigantes, moví ollas del ancho de dos o tres personas, ordené lo que tenían desordenado en los últimos años. Me corté con una maquina que habían guardado mal, con la sierra hacia arriba.

Al terminar, mientras me cambiaba en los vestuarios femeninos un hombre entró y a la misma vez se alejó diciendo: perdón, perdón, perdón, yo estaba tan cansada que me reí. Me dijeron: te esperan en recepción.
La del nombre indefinido me dijo: mira te voy a ser clara, no nos sirves, para pagarte a ti, le pagamos a una de nuestras cocineras que nos saca el trabajo 4 veces como tú. Lo único que puedo ofrecerte en un contrato de 24hs. Le dije que no sabía, que ya la llamaría.
Me podía decir mil cosas, pero no que no había trabajado suficiente, y mucho menos que no valía, para que me dijeran: tu no vales, me hubiera ido al programa ese de la tele a hacer el mono un rato.

En mi vida me putearon tanto como en estas 6 horas, pero sin duda, lo que yo no les perdono, es que al día siguiente tenían un control de sanidad. Básicamente me hicieron trabajar lo que no querían hacer ellos, y para colmo, gratis, porque una “pequeña prueba” no se paga.

Volví a casa con una rabia casi inhumana, cansada y con ganas de matar. Llame a Ale y le conté todo, a ella tampoco le gustó lo que había pasado, le di las gracias e inmediatamente llamé al hotel para decirles que no me interesaba, mas que nada por Ale, porque si hubiera sido por mi, habría dicho que si y simplemente no me hubiera presentado, por lo menos para sentirme un poco mejor, pero tampoco podía hacerlo.
Más tarde un poco más relajada, me di cuenta de la peor venganza que podía hacerles, encendí el ventilador al máximo, me serví un té helado y me preparé a disfrutar mis próximas tardes de verano, fuera de la cocina de un hotel.